UNA MUJER EN JERUSALEN by Abraham B. Yehoshua

By Abraham B. Yehoshua

Un terrorista suicida se inmola en el mercado de Jerusalén.Una mujer muere. Ella period extranjera. vivía sola en una depressing barraca de un barrio de religiosos. Nadie se presenta en l. a. morgue de Monte Scopus para reclamar su cadáver. Sin embargo. Julia Ragayev tenía un trabajo; period empleada de los angeles limpieza en una gran panificadora de los angeles ciudad.Un periodista sin escrúpulos. conocido como los angeles víbora . aprovecha el caso para urdir un escándalo y denuncia l. a. falta de humanidad de los angeles empresa. que ni siquiera se había percatado de l. a. ausencia de su empleada. El director del departamento de recursos humanos. enviado por el anciano propietario de l. a. panificadora. tiene que hacerse shipment del asunto y buscar remedio a los daños de imagen sufridos por los angeles empresa. Pero. tras asistir al digno y emotivo entierro de los angeles mujer muerta. el caso se convierte para él en algo mucho más importante que una easy operación planificada para recuperar l. a. simpatía de los angeles opinión pública.La misión del protagonista. que parece evocar las peripecias faulknerianas de los Bundren. es cargar con el cadáver. devolver a Julia a su pueblo natal. Pero. en realidad. su verdadero cometido consiste en encontrar en su inside los recursos humanos necesarios para vencer los angeles heladora frialdad que parece extenderse sobre el mundo y sobre sí mismo.Vencer l. a. dureza de su propio corazón. salir del antro de aridez en el que se encuentra sepultado. purificarse. comenzar a vivir de nuevo. Esta alucinada travesía por Oriente Medio lo llevará de vuelta a su propia esencia.

Show description

Read Online or Download UNA MUJER EN JERUSALEN PDF

Similar literatura y ficcion books

El otoño del patriarca (Vintage Espanol) (Spanish Edition)

This probably the most vital novels written through this writer which every person needs to learn.

Comediantes y mártires. Ensayo contra los mitos

L. a. referencia al libro de Sartre sobre Genet pone en escena el trabajo ejemplar de Sebreli sobre cuatro mitos argentinos: Evita, Gardel, el Che Guevara y Maradona. Cada uno de estos recibe distinto tratamiento, de acuerdo con un rigor asistematico que Sebreli establece sin poner en peligro l. a. coherencia.

No mires debajo de la cama

L. a. jueza Elena Rincon vive en un entorno marcado por los angeles soledad, ocupado por ausencias presentes y presencias ausentes, implicada en una relacion intrascendente con un forense casado al que le gusta probar hormas diferentes. Un dia, en un rutinario trayecto al trabajo, queda fascinada por una chica abstraida en los angeles lectura que viaja en su vagon, y make a decision buscarla, sin exito, por los tuneles y andenes del metro.

Extra info for UNA MUJER EN JERUSALEN

Sample text

Un verdadero perjuicio? – se sonríe el supervisor-. ¿Qué perjuicio, por ejemplo, ha podido ocasionar la marcha de una empleada de la limpieza que encima estaba contratada temporalmente? El director, asombrado por el ímpetu inquisitivo de su secretaria, espera a ver cuándo llegará el momento amargo en que se dé la mala noticia; pero su secretaria no parece dispuesta a decir nada. Con una hostilidad incomprensible, fija la mirada en ese hombre moreno al que ella ya señala como el culpable principal de este embrollo.

No hay más remedio, hija. Trata de imitar el tono algo suplicante de su jefe con la esperanza de calmar a una chica decepcionada, que quería a un padre, no a un chófer. Vale, es cierto. Lo reconozco. Te lo prometí, te lo juré, pero es que ha ocurrido algo terrible. Ten un poco de corazón. Verás, es que una de nuestras empleadas ha muerto en un atentado suicida y yo debo ocuparme de ella inmediatamente. ¿Tú quieres que me echen del trabajo? Lo siento, pero no hay más remedio. Así se quita de encima a su ex mujer, que en cuanto su hija le ha comentado el cambio de planes le ha llamado para echarle en cara su falta de seriedad.

No hay más remedio. No hay más remedio, hija. Trata de imitar el tono algo suplicante de su jefe con la esperanza de calmar a una chica decepcionada, que quería a un padre, no a un chófer. Vale, es cierto. Lo reconozco. Te lo prometí, te lo juré, pero es que ha ocurrido algo terrible. Ten un poco de corazón. Verás, es que una de nuestras empleadas ha muerto en un atentado suicida y yo debo ocuparme de ella inmediatamente. ¿Tú quieres que me echen del trabajo? Lo siento, pero no hay más remedio.

Download PDF sample

Rated 4.25 of 5 – based on 8 votes