Tragedias. Ifigenia en Áulide by Euripides

By Euripides

Show description

Read or Download Tragedias. Ifigenia en Áulide PDF

Similar literatura y ficcion books

El otoño del patriarca (Vintage Espanol) (Spanish Edition)

This some of the most vital novels written via this writer which every body needs to learn.

Comediantes y mártires. Ensayo contra los mitos

Los angeles referencia al libro de Sartre sobre Genet pone en escena el trabajo ejemplar de Sebreli sobre cuatro mitos argentinos: Evita, Gardel, el Che Guevara y Maradona. Cada uno de estos recibe distinto tratamiento, de acuerdo con un rigor asistematico que Sebreli establece sin poner en peligro l. a. coherencia.

No mires debajo de la cama

L. a. jueza Elena Rincon vive en un entorno marcado por l. a. soledad, ocupado por ausencias presentes y presencias ausentes, implicada en una relacion intrascendente con un forense casado al que le gusta probar hormas diferentes. Un dia, en un rutinario trayecto al trabajo, queda fascinada por una chica abstraida en l. a. lectura que viaja en su vagon, y come to a decision buscarla, sin exito, por los tuneles y andenes del metro.

Additional info for Tragedias. Ifigenia en Áulide

Example text

Porque sufrimos desdichas lamentables. En primer lugar, yo que creí tenerte como yerno, mantuve una vana esperanza. Luego tal vez para ti puede resultar un Para el lector moderno suena algo extraño que Aquiles se jacte de que «diez mil doncellas apetecen mi lecho». Pero la frase tiene un precedente en la Ilíada IX 395 y sigs. La modestia no es una virtud para los héroes homéricos, y Aquiles destaca por su sentido del orgullo. Éste y no la compasión por Ifigenia es lo que le impulsa. θανοῦσ' ἐμὴ παῖς, ὅ σε φυλάξασθαι χρεών.

ANCIANO. — Más que por cosa alguna, es natural que llore una madre por la pérdida de sus hijos. ΚΛΥΤΑΙΜΗΣΤΡΑ σὺ δὲ τάδ', ὦ γέρον, πόθεν φὴις εἰδέναι πεπυσμένος; 890 890 CLITEMESTRA. — Pero tú, anciano, ¿dónde te has enterado de lo que dices? ΠΡΕΣΒΥΤΗΣ δέλτον ὠιχόμην φέρων σοι πρὸς τὰ πρὶν γεγραμμένα. ANCIANO. — Salía llevándote una tablilla en contra de la carta anterior. ΚΛΥΤΑΙΜΗΣΤΡΑ οὐκ ἐῶν ἢ ξυγκελεύων παῖδ' ἄγειν θανουμένην; CLITEMESTRA.

No tengo otro altar al que refugiarme sino tus rodillas; ni ningún amigo me socorre. Ya conoces los proyectos crueles y criminales de Agamenón. He llegado, como ves, una mujer ante un ejército sin freno y audaz para las fechorías, pero capaz del bien, cuando quiere. 915 Si tú te atrevieras a tenderme tu mano protectora, estamos a salvo. De lo contrario, estamos perdidas. ΧΟΡΟΣ δεινὸν τὸ τίκτειν καὶ φέρει φίλτρον μέγα, πᾶσίν τε κοινόν ἐσθ' ὑπερκάμνειν τέκνων. CORIFEO. — Tremenda cosa es el ser madre; e infunde a todas un gran hechizo de amor, que impulsa a sufrirlo todo por los hijos.

Download PDF sample

Rated 4.72 of 5 – based on 44 votes