Salto mortale by Luigi Malerba

By Luigi Malerba

Show description

Read Online or Download Salto mortale PDF

Similar literatura y ficcion books

El otoño del patriarca (Vintage Espanol) (Spanish Edition)

This probably the most vital novels written via this writer which every body needs to learn.

Comediantes y mártires. Ensayo contra los mitos

L. a. referencia al libro de Sartre sobre Genet pone en escena el trabajo ejemplar de Sebreli sobre cuatro mitos argentinos: Evita, Gardel, el Che Guevara y Maradona. Cada uno de estos recibe distinto tratamiento, de acuerdo con un rigor asistematico que Sebreli establece sin poner en peligro l. a. coherencia.

No mires debajo de la cama

L. a. jueza Elena Rincon vive en un entorno marcado por los angeles soledad, ocupado por ausencias presentes y presencias ausentes, implicada en una relacion intrascendente con un forense casado al que le gusta probar hormas diferentes. Un dia, en un rutinario trayecto al trabajo, queda fascinada por una chica abstraida en los angeles lectura que viaja en su vagon, y come to a decision buscarla, sin exito, por los tuneles y andenes del metro.

Additional info for Salto mortale

Sample text

Pase; el aire de la noche es frío, y seguramente necesita comer y descansar. Mientras hablaba, colocó la lámpara en una repisa de la pared, cogió mi equipaje y lo entró, antes de que yo pudiese anticiparme. Protesté, pero él insistió: —Deje, señor; es usted mi invitado. Es tarde, y mi gente está fuera de servicio. Deje que me ocupe personalmente de su comodidad. Insistió en llevar él mis cosas a lo largo del corredor; luego subió por una gran escalera de caracol, y re corrimos otro largo pasillo, en cuyas losas de piedra resonaban nuestros pasos.

Agitó los brazos como barriendo un obstáculo impalpable, y los lobos fueron retrocediendo más y más. En ese preciso momento, cruzó por delante de la luna una nube densa, y de nuevo se sumió todo en tinieblas. Cuando conseguí distinguir las cosas otra vez, el conductor estaba subiendo a la calesa, y los lobos habían desaparecido. Todo esto era tan extraño y misterioso que me sentí sobrecogido, y no me atreví a hablar ni a moverme. El tiempo me parecía interminable mientras corríamos, ahora casi en completa oscuridad, pues las nubes inquietas habían ocultado la luna.

Espero que encontrará todo lo necesario. Cuando haya terminado, paye a la otra habitación, donde tendrá la cena preparada. La luz y el calor y la cálida acogida del Conde disiparon todas mis dudas y temores. Al recobrar mi ánimo habitual, descubrí que estaba muerto de hambre; así que me arreglé apresuradamente, y fui a la otra habitación. 49 Bram Stoker Encontré la cena ya servida. Mi anfitrión, que estaba de pie, a un lado de la gran chimenea, apoyado contra la piedra, hizo un gesto cortés señalando la mesa, y dijo: —Siéntese, por favor, y cene a su gusto.

Download PDF sample

Rated 4.11 of 5 – based on 33 votes