Salón de Belleza by Mario Bellatin

By Mario Bellatin

Tras los calidos elogios y los angeles buena acogida del publico cuando Salon de belleza aparecio en Tusquets Editores Mexico, en marzo de 1999, y con los derechos de traduccion vendidos a Francia y Alemania, nos parece mas que justificado darla a conocer tambien en Espana y el resto de Hispanoamerica. Bellatin es autor de cinco novelas cortas, Mujeres de sal (1986), Canon perpetuo (1993), Efecto invernadero (1996), Damas chinas (1998) y Poeta ciego, tambien publicada por Tusquets Mexico en 1998, que no por breves han incidido menos en el prometedor landscape de los angeles literatura mexicana. Hoy goza de un prestigio que, con gran ironia y mucha naturalidad, el protege tras un vago halo de misterio. Una peste extrana fulmina paulatinamente a los habitantes de una gran ciudad. Rechazados por sus semejantes, algunos enfermos no tienen siquiera un lugar donde terminar sus dias. Un peluquero, que hasta entonces ha regentado con grandes esfuerzos un celebre salon de belleza, make a decision dar refugio a los moribundos. Aficionado a los peces exoticos que en sus acuarios decoran el salon, el peluquero acaba convirtiendo su salon en un moridero medieval. ¿Que mal diezma a los huespedes del improvisado enfermero, carente al parecer de motivos filantropicos? Con el tiempo ya solo los peces multicolores seran testigos indiferentes de su dedicacion, cercana a los angeles santidad verdadera, sin paliativos naturales ni consuelos piadosos. Mientras le acecha los angeles soledad, el protagonista ofrece un definitivo canto a l. a. vida. Sin conmiseracion, sin moraleja.

Show description

Read or Download Salón de Belleza PDF

Best literatura y ficcion books

El otoño del patriarca (Vintage Espanol) (Spanish Edition)

This probably the most very important novels written by means of this writer which every person needs to learn.

Comediantes y mártires. Ensayo contra los mitos

Los angeles referencia al libro de Sartre sobre Genet pone en escena el trabajo ejemplar de Sebreli sobre cuatro mitos argentinos: Evita, Gardel, el Che Guevara y Maradona. Cada uno de estos recibe distinto tratamiento, de acuerdo con un rigor asistematico que Sebreli establece sin poner en peligro los angeles coherencia.

No mires debajo de la cama

Los angeles jueza Elena Rincon vive en un entorno marcado por l. a. soledad, ocupado por ausencias presentes y presencias ausentes, implicada en una relacion intrascendente con un forense casado al que le gusta probar hormas diferentes. Un dia, en un rutinario trayecto al trabajo, queda fascinada por una chica abstraida en l. a. lectura que viaja en su vagon, y make a decision buscarla, sin exito, por los tuneles y andenes del metro.

Additional info for Salón de Belleza

Example text

Los sentidos están completamente embotados. Se vive como en un limbo. Por lo general, este estado suele durar de una semana a diez días. Depende del cuerpo y de la vida que el huésped haya llevado antes de ser alojado en el Moridero. Digo manera fastidiosa de morir, porque para nadie es un favor que el huésped esté todo un año sufriendo. He repetido muchas veces que no hay bendición mayor que la agonía rápida. Ni para los huéspedes ni para mí significa una ventaja eso de estar muriendo interminablemente.

Me preocupa mucho saber quién va a hacerse cargo del salón cuando la enfermedad se desencadene con fuerza en mi cuerpo. Hasta ahora tengo sólo atisbos, sobre todo signos externos tales como la pérdida de peso, las llagas y las ampollas que comenté. Nada se ha desarrollado en mi interior. Me refería hace unos momentos al hedor y la costumbre, porque mi nariz ya casi no percibe los olores. Me doy cuenta por las muecas de asco de los que vienen de fuera apenas ponen un pie en este lugar. Por eso conservo con agua y con dos o tres raquíticos peces uno de los acuarios.

En aquella época los acuarios llegaron a su esplendor. Tenía toda una colección de Escalares, Goldfish, Peces Lápiz e incluso en una pecera con una serie de compartimentos separados criaba Pirañas Amazónicas, que durante todo el día buscaban devorar a las Pirañas colocadas al otro lado. Las clientas se amontonaban en la puerta, porque tres veces a la semana abríamos a las doce del día. Por eso tuvimos que establecer un rígido ritmo de citas, que curiosamente se cumplieron en forma religiosa. Es cierto que fue preciso imponer reglas para que esto sucediera así.

Download PDF sample

Rated 4.62 of 5 – based on 28 votes