Nuestros Origenes Spanish by Richard E. Leakey, Roger Lewin

By Richard E. Leakey, Roger Lewin

Una síntesis de los hallazgos recientes que han venido a transformar nuestro conocimiento de los angeles aparición del hombre. A los autores les preocupa, sobre todo, cómo y cuándo surgió, y en qué consiste, ese algo especial que es l. a. condición humana, lo cual les lleva a hablarnos más de las formas de vida de los primeros hombres

Show description

Read Online or Download Nuestros Origenes Spanish PDF

Best literatura y ficcion books

El otoño del patriarca (Vintage Espanol) (Spanish Edition)

This essentially the most very important novels written through this writer which everybody needs to learn.

Comediantes y mártires. Ensayo contra los mitos

L. a. referencia al libro de Sartre sobre Genet pone en escena el trabajo ejemplar de Sebreli sobre cuatro mitos argentinos: Evita, Gardel, el Che Guevara y Maradona. Cada uno de estos recibe distinto tratamiento, de acuerdo con un rigor asistematico que Sebreli establece sin poner en peligro l. a. coherencia.

No mires debajo de la cama

Los angeles jueza Elena Rincon vive en un entorno marcado por los angeles soledad, ocupado por ausencias presentes y presencias ausentes, implicada en una relacion intrascendente con un forense casado al que le gusta probar hormas diferentes. Un dia, en un rutinario trayecto al trabajo, queda fascinada por una chica abstraida en los angeles lectura que viaja en su vagon, y come to a decision buscarla, sin exito, por los tuneles y andenes del metro.

Extra resources for Nuestros Origenes Spanish

Example text

Esta criba separa los granos minúsculos de tierra de los fragmentos de piedra y —si hay suerte— de fósil. Es una tarea aburrida, que requiere tiempo, y todos nosotros intentamos encontrar cosas importantes que hacer cuando llega el momento de la criba. Tenía que hacerse, pero aún no era el momento. Postergamos las operaciones de criba y nos dispersamos por los alrededores, en busca de otros fósiles. John encontró el cráneo de un cocodrilo, y Alan y yo excavamos un cráneo de mandril y más tarde un bovino, una especie de ñu o antílope salvaje.

En la época en que Dubois comenzó a obsesionarse por el eslabón perdido, se conocían muy pocos fósiles humanos. Los famosos descubrimientos en el sur y el este de África vendrían décadas más tarde. Los únicos fósiles de antepasados humanos arcaicos descubiertos en los años ochenta del siglo pasado eran los de Neanderthal, cuyos primeros huesos habían aparecido en una cantera de piedra caliza en el valle del Neander, cerca de Dusseldorf, en Alemania. 000 años. Dubois se interesaba por una forma humana aún más arcaica —según él—, algo más primitivo que el hombre de Neanderthal.

Le increpaba Alan. Aquella noche Alan escribió en su diario: «Demuestra que el yacimiento aturde la mente». La dicha paleontológica, no hay duda al respecto. Ante nuestros ojos estaba tomando forma un individuo Homo erectus esencialmente completo, el primero desenterrado desde que esta especie antepasada fuera descubierta hacía casi un siglo. Homo erectus se sitúa en un punto crucial en la historia de la evolución humana; de una forma muy real es el precursor de la humanidad. Todo lo anterior a Homo erectus fue semejante al simio (a excepción del enigmático Homo habilis, de corta vida).

Download PDF sample

Rated 4.37 of 5 – based on 19 votes