La mano del amo by Tomás Eloy Martínez

By Tomás Eloy Martínez

Ruled by means of impetuous, stressful but inspiring language, this can be a appealing tale of the potential for flying in the direction of altitudes by no means earlier than dreamed and an doubtful seek, potentially nonexistent: the hunt for happiness. Holder of lucky vocal cords, Carmona, the most personality, is the common delegate of the oppressed voices, in a literal and figurative feel. this can be the pissed off, disturbed, and extremely actual prose of 1 of the main outstanding Latin American writers.

Show description

Read or Download La mano del amo PDF

Similar literatura y ficcion books

El otoño del patriarca (Vintage Espanol) (Spanish Edition)

This the most very important novels written by means of this writer which every body needs to learn.

Comediantes y mártires. Ensayo contra los mitos

L. a. referencia al libro de Sartre sobre Genet pone en escena el trabajo ejemplar de Sebreli sobre cuatro mitos argentinos: Evita, Gardel, el Che Guevara y Maradona. Cada uno de estos recibe distinto tratamiento, de acuerdo con un rigor asistematico que Sebreli establece sin poner en peligro los angeles coherencia.

No mires debajo de la cama

Los angeles jueza Elena Rincon vive en un entorno marcado por l. a. soledad, ocupado por ausencias presentes y presencias ausentes, implicada en una relacion intrascendente con un forense casado al que le gusta probar hormas diferentes. Un dia, en un rutinario trayecto al trabajo, queda fascinada por una chica abstraida en los angeles lectura que viaja en su vagon, y make a decision buscarla, sin exito, por los tuneles y andenes del metro.

Additional info for La mano del amo

Example text

Cómo harás, entonces? » Madre era muy inteligente, pero cuando su ambición o su propio ser entraban en juego perdía toda noción de las medidas. Insistió. A Carmona le partía el alma, pobre Madre. Comprendía sus razones. Si ella no hubiera dicho: Sólo te enseñaré a leer cuando aprendas a cantar, ¿dónde estaría tu voz, Carmona? ¿Cuál hubiera sido la brújula de tu voz sin el fonógrafo que ella salvó de los montepíos para que pudieras oír los trinos de la Reina de la Noche? –Por más que trato, me cuesta entender a ese profesor ridículo – porfió Madre–.

No creo que el cuerpo de Carmona fuera de él cuando caminábamos por los laberintos de hortensias y magnolias, cerca de la Filarmónica: el pobre cuerpo de Carmona ya no pertenecía a nadie. Daba lástima. Esos sentidos que se le desprendían, esos gajos del ser tan torpemente apagados, ¿adonde irían? El gusto, el tacto: aquellas avecitas de vuelo corto, ¿se las habría llevado Madre?

Había preferido no dar explicaciones, desahogándose sólo con Madre. Durante un tiempo, las relaciones con Vélez quedaron tensas, pero luego la señora Doncella los reunió en una fiesta íntima y todo volvió a ser como antes. La esposa de Vélez había cocinado lentejas. Carmona probó un bocado y lo devolvió al plato con disimulo. No lo perturbaba ya que la comida fuera insulsa: lo peor era el peso de la comida sobre la lengua. Al menor roce, las papilas se hundían como en un pantano. –Doncella está preparando una nueva quermés –anunció la esposa–.

Download PDF sample

Rated 4.37 of 5 – based on 22 votes